La Mujer . s ha hecho mas gloriosas nuestras victorias:Dor la mujer argentina, que en este momento se encuentra ausente de nuestro lado. Várela, incitado por todos, volvió á tomar la copa,*diciendo: entre esta dicha y aquellano sé cuál será mejor:mas ya que el hado traidornos niega una y otra suerte,las bellas dennos la muerte,si no han de darnos amor.» Cuando los aplausos nutridos y bravos entusiastasterminaron, el doctor don Manuel Moi eno, poniéndosede pie y levantando su copa, dijo: —Señores, por el general San Martín y sus valientes tropas. Rocío saludable que fertiliza la tierra delPerú

La Mujer . s ha hecho mas gloriosas nuestras victorias:Dor la mujer argentina, que en este momento se encuentra ausente de nuestro lado. Várela, incitado por todos, volvió á tomar la copa,*diciendo: entre esta dicha y aquellano sé cuál será mejor:mas ya que el hado traidornos niega una y otra suerte,las bellas dennos la muerte,si no han de darnos amor.» Cuando los aplausos nutridos y bravos entusiastasterminaron, el doctor don Manuel Moi eno, poniéndosede pie y levantando su copa, dijo: —Señores, por el general San Martín y sus valientes tropas. Rocío saludable que fertiliza la tierra delPerú Stock Photo
Preview

Image details

Contributor:

The Reading Room / Alamy Stock Photo

Image ID:

2AKWC9N

File size:

7.1 MB (367.7 KB Compressed download)

Releases:

Model - no | Property - noDo I need a release?

Dimensions:

1762 x 1417 px | 29.8 x 24 cm | 11.7 x 9.4 inches | 150dpi

More information:

This image is a public domain image, which means either that copyright has expired in the image or the copyright holder has waived their copyright. Alamy charges you a fee for access to the high resolution copy of the image.

This image could have imperfections as it’s either historical or reportage.

La Mujer . s ha hecho mas gloriosas nuestras victorias:Dor la mujer argentina, que en este momento se encuentra ausente de nuestro lado. Várela, incitado por todos, volvió á tomar la copa,*diciendo: entre esta dicha y aquellano sé cuál será mejor:mas ya que el hado traidornos niega una y otra suerte,las bellas dennos la muerte,si no han de darnos amor.» Cuando los aplausos nutridos y bravos entusiastasterminaron, el doctor don Manuel Moi eno, poniéndosede pie y levantando su copa, dijo: —Señores, por el general San Martín y sus valientes tropas. Rocío saludable que fertiliza la tierra delPerú en estos instantes. Su fama es más gigante quelos Andes. —Señores.—dijo don Bernardino Rivadavia, después que todas las copas se cho( aron y se apuraronen recuerdo del general argentino y sus gloriosashuestes, pongámonos de pie y brindemos en silenciopor la imperecedera memoria de Manuel Belgrano. —Y por la no menos imperecedera de Antonio Bal-caree,—añadió el general Rodríguez.. Después de un momento en que, de pie y silenciosámente bebióse á la memoria de aquellos próceros, elcoronel lot bes, representante de ios Estados Unidos,dijo: ALBUM-REVISTA «LA MUJER» —Señores: en este instante solemne, tengo la sa-tisfacción de manifestaros que hoy entregué al señorministro Rivadavia la comunicación oficial de que elpresidente Jayme Monroe reconoce la independenciade la América del Sur! —Viva la independencia del Norte!—exclamó elgeneral don Carlos de Alvear. Y su sonora voz no sólo se oyó en los salones-sino que repercute en los ámbitos de la calle, de dondefue contestada con un vivaaa! inmenso y prolongado. Y como inspirados por la patria, entonóse con en-

Save up to 30% with our image packs

Pre-pay for multiple images and download on demand.

View discounts