La Mujer . o Halley, es tres vecesmayor en agua que en tierra; he viajado por los espacios en globos que son de mi esclusiva invención.Tuve la complacencia de hojear los cien rail volúme-nes que existen en la biblioteca de Ciencias y Artesde París, buscando en ellos nuevas fuentes para mi li-bro inmortal. He ¡do al Nilo, desde donde solamentepuede contemplarse la fulgurante estrella Canopé ydesde donde desap rece para la vista del hombre laOsa mayor. He llegado hasta los inás remotos climas y he pi-lcado fierra donde, según rttis cálculos geográficos, no-ha pisado jamás la planta de ningún Liv

La Mujer . o Halley, es tres vecesmayor en agua que en tierra; he viajado por los espacios en globos que son de mi esclusiva invención.Tuve la complacencia de hojear los cien rail volúme-nes que existen en la biblioteca de Ciencias y Artesde París, buscando en ellos nuevas fuentes para mi li-bro inmortal. He ¡do al Nilo, desde donde solamentepuede contemplarse la fulgurante estrella Canopé ydesde donde desap rece para la vista del hombre laOsa mayor. He llegado hasta los inás remotos climas y he pi-lcado fierra donde, según rttis cálculos geográficos, no-ha pisado jamás la planta de ningún Liv Stock Photo
Preview

Image details

Contributor:

The Reading Room / Alamy Stock Photo

Image ID:

2AKXRD2

File size:

7.2 MB (658 KB Compressed download)

Releases:

Model - no | Property - noDo I need a release?

Dimensions:

1385 x 1805 px | 23.5 x 30.6 cm | 9.2 x 12 inches | 150dpi

More information:

This image is a public domain image, which means either that copyright has expired in the image or the copyright holder has waived their copyright. Alamy charges you a fee for access to the high resolution copy of the image.

This image could have imperfections as it’s either historical or reportage.

La Mujer . o Halley, es tres vecesmayor en agua que en tierra; he viajado por los espacios en globos que son de mi esclusiva invención.Tuve la complacencia de hojear los cien rail volúme-nes que existen en la biblioteca de Ciencias y Artesde París, buscando en ellos nuevas fuentes para mi li-bro inmortal. He ¡do al Nilo, desde donde solamentepuede contemplarse la fulgurante estrella Canopé ydesde donde desap rece para la vista del hombre laOsa mayor. He llegado hasta los inás remotos climas y he pi-lcado fierra donde, según rttis cálculos geográficos, no-ha pisado jamás la planta de ningún Livingstone mo-derno. He saboreado ostras de Singapore que pesabai ALBUM-R INVISTA «LA MUJER / ?cada una ocho arrobas., y he presenciado una sublime4ucha entre una familia de g^orilas contra una mediadocena ae jaguares. El gorila es, según the thinkerOarwin. el gran progenitor de la raza humana, á•quien he visto tronchar el tronco de un árbol que ni¿aún podrían mover diez, hombres Juntos.. La Osa mayor He permanecido seis horas y algunos minutos, se-gún marcaba mi reloj, tendido en el suelo para queíun eno me pitón no pudiera enroscarse en mi cuerpoy triturarme. En esas seis horas tuve el tiempo suficiente para?estudiar sus costumbres, hasta que ya satisfecho leintroduje una bala de mi revolveren la boca... Jakenoticie! Le traigo á usted de regalo la piel que yomismo desollé. Mide veintiún metros y algunos centí-metros. Subí á las más escarpadas montañas y bajé á los?más profundos abismos. Dormí en las selvas niás um-hrías y caminé por los desiertos más estériles. He hecho descubrimientos maravillosos sobre lascastas y especies de que habla Gordon Cunning, agre-gando á las cuatro clases de rinocerontes que él conoce, seis más que le eran desconocidas. He aumentado con datos preciosos los conocimien-tos de Walace y puedo desmentir, con pruebas incon-trastables, los errores del reverendo Wood en su Na-tural history. He vuelto á contemplar

Save up to 70% with our image packs

Pre-pay for multiple images and download on demand.

View discounts