Alamy logo

La Mujer . elas que obtienen éxito áprimera vista, superandolas deficiencias de unpobre libreto las excelen-cias de la música. El público escuchó elprimer acto con las reser-vas de costumbre,—frió,desconfiado y temiendoque aquello no fuera áser un fracaso á pesarde venir procedido degran fama,—lo que no sedebe tener muy en cuen-ta, pues es sabido cómose adquieren esas cosasen la vieja Euroi)a. Ha-bJamos en tesis general. Pero las reservas des-aparecieron cuando Er-colani cantó el monólogode Colón, dicho admira-blemente. De ahi comenzaron losaplausos que se convir-tieron en una verdaderaovación

La Mujer . elas que obtienen éxito áprimera vista, superandolas deficiencias de unpobre libreto las excelen-cias de la música. El público escuchó elprimer acto con las reser-vas de costumbre,—frió,desconfiado y temiendoque aquello no fuera áser un fracaso á pesarde venir procedido degran fama,—lo que no sedebe tener muy en cuen-ta, pues es sabido cómose adquieren esas cosasen la vieja Euroi)a. Ha-bJamos en tesis general. Pero las reservas des-aparecieron cuando Er-colani cantó el monólogode Colón, dicho admira-blemente. De ahi comenzaron losaplausos que se convir-tieron en una verdaderaovación Stock Photo
Preview

Image details

Contributor:

The Reading Room / Alamy Stock Photo

Image ID:

2AKH1HJ

File size:

7.1 MB (627.8 KB Compressed download)

Releases:

Model - no | Property - noDo I need a release?

Dimensions:

1384 x 1805 px | 23.4 x 30.6 cm | 9.2 x 12 inches | 150dpi

More information:

This image is a public domain image, which means either that copyright has expired in the image or the copyright holder has waived their copyright. Alamy charges you a fee for access to the high resolution copy of the image.

This image could have imperfections as it’s either historical or reportage.

La Mujer . elas que obtienen éxito áprimera vista, superandolas deficiencias de unpobre libreto las excelen-cias de la música. El público escuchó elprimer acto con las reser-vas de costumbre,—frió,desconfiado y temiendoque aquello no fuera áser un fracaso á pesarde venir procedido degran fama,—lo que no sedebe tener muy en cuen-ta, pues es sabido cómose adquieren esas cosasen la vieja Euroi)a. Ha-bJamos en tesis general. Pero las reservas des-aparecieron cuando Er-colani cantó el monólogode Colón, dicho admira-blemente. De ahi comenzaron losaplausos que se convir-tieron en una verdaderaovación á cantantes ydirectores al final delsegundo, que fué repe-tido por las entusiastasinstancias del auditorio. La obra estaba acredi-tada y pudo perdonárselela monotomía en que de-cae el último acto, á pesarde algunos rasgos en queel verdadero y sólido ge-nio del compositor loadornan. Por lo demás, es justicia manifestarno dejó tampoco nada que desear elformando unísonos admirables.. CUARTO TOCADORDEL PROPIETARIO (Fot. de B. González) que si los artistas y directores satisficieron al públicocuerpo de coros en las repetidas veces que toma parte, FOYER (lotog. de Bernardo González.) En cuanto á las decoraciones, vestimenta, el primer momento, y de no atenderlos comoetc., pudo hacerse algo mejor y más cuidado, es debido dejan algo que desear, aún en laspues, son estos detalles que impresionan desde obras de éxito mayor.

Save up to 30% with our image packs

Pre-pay for multiple images and download on demand.

View discounts