. El radium y la radiografia . s de los elementos queconocemos y que podríamos por consiguien-te comparar á pequeños soles apagados. Lossoles mayores, no apagados todavía, cons-tituirían los átomos de las materias radioac-tivas. Esta hipótesis, cuyo grado de legiti-midad no es menor ciertamente que el gradoque concedemos álás hipótesis de la forma-ción de las mónades, permite explicar: Porque los cuerpos radioactivos poseentodos un peso atómico muy elevado; y Porque desprenden energía, la cual parecedebida á* la contracción de sus átomos. Por otra parte, gran número de los fenó-menos que los c

. El radium y la radiografia . s de los elementos queconocemos y que podríamos por consiguien-te comparar á pequeños soles apagados. Lossoles mayores, no apagados todavía, cons-tituirían los átomos de las materias radioac-tivas. Esta hipótesis, cuyo grado de legiti-midad no es menor ciertamente que el gradoque concedemos álás hipótesis de la forma-ción de las mónades, permite explicar: Porque los cuerpos radioactivos poseentodos un peso atómico muy elevado; y Porque desprenden energía, la cual parecedebida á* la contracción de sus átomos. Por otra parte, gran número de los fenó-menos que los c Stock Photo
Preview

Image details

Contributor:

Reading Room 2020 / Alamy Stock Photo

Image ID:

2CRNBRA

File size:

7.1 MB (471.7 KB Compressed download)

Releases:

Model - no | Property - noDo I need a release?

Dimensions:

1277 x 1957 px | 21.6 x 33.1 cm | 8.5 x 13 inches | 150dpi

More information:

This image could have imperfections as it’s either historical or reportage.

. El radium y la radiografia . s de los elementos queconocemos y que podríamos por consiguien-te comparar á pequeños soles apagados. Lossoles mayores, no apagados todavía, cons-tituirían los átomos de las materias radioac-tivas. Esta hipótesis, cuyo grado de legiti-midad no es menor ciertamente que el gradoque concedemos álás hipótesis de la forma-ción de las mónades, permite explicar: Porque los cuerpos radioactivos poseentodos un peso atómico muy elevado; y Porque desprenden energía, la cual parecedebida á* la contracción de sus átomos. Por otra parte, gran número de los fenó-menos que los cuerpos radioactivos produ-cen, no difieren absolutamente en nada delos ofrecidos por el sol, así como de losque nos presentan los rayos luminosos, calo-ríficos, actíncos y la descarga de los cuer-pos eléctricos. Por lo que concierne á laradioactividad inducida, gran número deobservaciones demuestran que el aire, lalluvia y la nieve de fresco caídas, son tam-bién radioactivos; no parece improbable que. Disposición de los aparatos para la toma de radioactivi-dad emanada por la tierra.—Por medio de este aparato, cuyo funcionamiento no es necesario explicar, se ha lo-grado demostrar que el suelo es un grandioso almacénde energía radioactiva. 136 su radioactividad sea debida á la acción dela luz solar. Nada puede decirse sobre la influenciaejercida por los cuerpos magnéticos. En efec-to, difiere de la influencia ejercida sobre losrayos solares, aunque debe hacerse notarque las condiciones de observación son tam-bién muy diferentes: en el primer caso, elcampo está muy cerca del cuerpo radioacti-vo; en el segundo se halla muy lejos del focode acción. No obstante, puede ya suponerseque los cuerpos radioactivos han de modifUcar el estado magnético, del mismo modoque ha podido ser observada la variacióndel magnetismo terrestre provocada por elsol. Podría objetarse que de ser así, la radioac-tividad desaparecería después de haber so-metido los c

Save up to 70% with our image packs

Pre-pay for multiple images and download on demand.

View discounts