. El radium y la radiografia . Radiografías descubriendo el contenido de una carteray de una caja de madera, herméticamente cerradas 104
RM2CRNC8J. El radium y la radiografia . Radiografías descubriendo el contenido de una carteray de una caja de madera, herméticamente cerradas 104
. El radium y la radiografia . Radiografías descubriendo el contenido de una carteray de una caja de madera, herméticamente cerradas 104. que se representa en los adjuntos dibujos,esquemáticamente y en su conjunto, y acerca
RM2CRNC88. El radium y la radiografia . Radiografías descubriendo el contenido de una carteray de una caja de madera, herméticamente cerradas 104. que se representa en los adjuntos dibujos,esquemáticamente y en su conjunto, y acerca
. El radium y la radiografia . n mucho más enérgicamenteque los otros, observando también que elaire que ha pasado por el óxido de torio con-serva durante diez minutos al menos unaconductibilidad eléctrica muy notable. Paraexplicar este fenómeno el sabio físico ahoranombrado, dice que el óxido de torio emiteuna emanación radioactiva cargada positiva-mente y pudiendo ser arrastrada por unacorriente de aire. Admitiendo esto, tendría-mos que la radioactividad inducida de quevenimos hablando sería producida en reali-dad por esta singular emanación. Mr. Curie observó que los fenómenos dela radioact
RM2CRNC5X. El radium y la radiografia . n mucho más enérgicamenteque los otros, observando también que elaire que ha pasado por el óxido de torio con-serva durante diez minutos al menos unaconductibilidad eléctrica muy notable. Paraexplicar este fenómeno el sabio físico ahoranombrado, dice que el óxido de torio emiteuna emanación radioactiva cargada positiva-mente y pudiendo ser arrastrada por unacorriente de aire. Admitiendo esto, tendría-mos que la radioactividad inducida de quevenimos hablando sería producida en reali-dad por esta singular emanación. Mr. Curie observó que los fenómenos dela radioact
. El radium y la radiografia . do inalterablemente la pro-ducción de energía, el equilibrio mantiénesemediante una pérdida que se opera en dosformas distintas: 1.° Por radiación (rayos desviables ó no.) 2.° Por conducción ó emanación, cuandono se haga á través de los cuerpos sólidos yproduciendo la radioactividad inducida. Este fenómeno puede ser comparado alque se produce cuando se calienta un cuerpo;su temperatura aumenta hasta que se produ-ce el equilibrio mediante las pérdidas de ca-lor por conducción y por radiación. En primer lugar, vemos que las sales deradium pierden muy poca actividad
RM2CRNBT2. El radium y la radiografia . do inalterablemente la pro-ducción de energía, el equilibrio mantiénesemediante una pérdida que se opera en dosformas distintas: 1.° Por radiación (rayos desviables ó no.) 2.° Por conducción ó emanación, cuandono se haga á través de los cuerpos sólidos yproduciendo la radioactividad inducida. Este fenómeno puede ser comparado alque se produce cuando se calienta un cuerpo;su temperatura aumenta hasta que se produ-ce el equilibrio mediante las pérdidas de ca-lor por conducción y por radiación. En primer lugar, vemos que las sales deradium pierden muy poca actividad
. El radium y la radiografia . Imágendel propio ratón, obtenida por medio de losrayos Róntgen 111 do, con el objeto de substraer el fenómeno álos movimientos del aire ambiente. Las pla-cas que sirvieron para esta experiencia erande plomo, de cobre, de aluminio, de vidrio,de ebonita, de cera, de cartón, de parafina;. los resultados obtenidos fueron los siguien-tes: á igualdad de dimensiones, la naturalezade la placa no tuvo la menor influencia sobrela intensidad de la radioactividad inducidaque se logró- La actividad de una ae las placas es tantomapor cuanto es mayor también el espaciolibre de
RM2CRNC8F. El radium y la radiografia . Imágendel propio ratón, obtenida por medio de losrayos Róntgen 111 do, con el objeto de substraer el fenómeno álos movimientos del aire ambiente. Las pla-cas que sirvieron para esta experiencia erande plomo, de cobre, de aluminio, de vidrio,de ebonita, de cera, de cartón, de parafina;. los resultados obtenidos fueron los siguien-tes: á igualdad de dimensiones, la naturalezade la placa no tuvo la menor influencia sobrela intensidad de la radioactividad inducidaque se logró- La actividad de una ae las placas es tantomapor cuanto es mayor también el espaciolibre de
. El radium y la radiografia . que se representa en los adjuntos dibujos,esquemáticamente y en su conjunto, y acerca. 105 de cuyo funcionamiento no creemos necesa-rio dar más detalles, pues se comprende porsu sola contemplación. Fenómenos químíeos. La radiación del radium produce trans-formaciones químicas en ciertos cuerpos. Seha observado que el platinocianuro de barioes transformado bajo su acción en un cuerpoobscuro menos fluorescente. El sulfuro dezinc fosforescente pierde poco á poco supropiedad característica cuando se mezclacon una sal de radium, y aún también sin es-tar en contacto co
RM2CRNC6H. El radium y la radiografia . que se representa en los adjuntos dibujos,esquemáticamente y en su conjunto, y acerca. 105 de cuyo funcionamiento no creemos necesa-rio dar más detalles, pues se comprende porsu sola contemplación. Fenómenos químíeos. La radiación del radium produce trans-formaciones químicas en ciertos cuerpos. Seha observado que el platinocianuro de barioes transformado bajo su acción en un cuerpoobscuro menos fluorescente. El sulfuro dezinc fosforescente pierde poco á poco supropiedad característica cuando se mezclacon una sal de radium, y aún también sin es-tar en contacto co
. El radium y la radiografia . nimo. Recor-,demos, en efecto, qne ni con los muy pode-rosos medios de disgregación que poseemos,hemos podido todavía llegar á la separaciónde los elementos constitutivos del átomo; deesto puede deducirse que la energía despren-dida en su formación ha de haber sido de unorden muchísimo mas elevado que la que seobserva cuando lá contracción ha sido debi-da á fuerzas de gravitación, moleculares óatómicas. Los átomos de los cuerpos radioactivos,no estando aun enteramente constituidos yhallándose, por lo contrario, en estado plenode formación, han de emitir en realid
RM2CRNBF6. El radium y la radiografia . nimo. Recor-,demos, en efecto, qne ni con los muy pode-rosos medios de disgregación que poseemos,hemos podido todavía llegar á la separaciónde los elementos constitutivos del átomo; deesto puede deducirse que la energía despren-dida en su formación ha de haber sido de unorden muchísimo mas elevado que la que seobserva cuando lá contracción ha sido debi-da á fuerzas de gravitación, moleculares óatómicas. Los átomos de los cuerpos radioactivos,no estando aun enteramente constituidos yhallándose, por lo contrario, en estado plenode formación, han de emitir en realid
. El radium y la radiografia . »yW/W>g/,»¿*^ la cantidad de electricidad que atraviesa elcondensador y la de signo contrario que nosproporciona el cuarzo. Así se puede mediren valor absoluto la cantidad de electricidadque atraviesa el condensador durante untiempo dado, esto es: la intensidad de la co-rriente. En la figura adjunta se representanlos platillos del condensador antes descritoen su verdadera forma, y en la siguiente elcuarzo piezoeléctrico que forma parte tam-bién del aparato medidor, como el tercer di-. 89 bujo que figura en este párrafo representa elelectrómetro empleado en sus
RM2CRNCTJ. El radium y la radiografia . »yW/W>g/,»¿*^ la cantidad de electricidad que atraviesa elcondensador y la de signo contrario que nosproporciona el cuarzo. Así se puede mediren valor absoluto la cantidad de electricidadque atraviesa el condensador durante untiempo dado, esto es: la intensidad de la co-rriente. En la figura adjunta se representanlos platillos del condensador antes descritoen su verdadera forma, y en la siguiente elcuarzo piezoeléctrico que forma parte tam-bién del aparato medidor, como el tercer di-. 89 bujo que figura en este párrafo representa elelectrómetro empleado en sus
. El radium y la radiografia . además, por sugran penetración, una parte de los rayos atra-viesan el condensador y se pierden sin habercontribuido á hacer conductor el aire, es de-cir, á ionizarlo. El estudio de estas radiaciones puede ha-cerse por tres métodos diferentes: Por elmétodo radiográfico, utilizando su acciónsobre la placa fotográfica. Por el métodofluoroscópico, estudiando la fluorescencia deciertas substancias. Por el método eléctri-co, utilizando la ionización del aire con-ductor. En la figura adjunta se representa gráfica-mente la descomposición de los rayos produ-cidos por el r
RM2CRNC65. El radium y la radiografia . además, por sugran penetración, una parte de los rayos atra-viesan el condensador y se pierden sin habercontribuido á hacer conductor el aire, es de-cir, á ionizarlo. El estudio de estas radiaciones puede ha-cerse por tres métodos diferentes: Por elmétodo radiográfico, utilizando su acciónsobre la placa fotográfica. Por el métodofluoroscópico, estudiando la fluorescencia deciertas substancias. Por el método eléctri-co, utilizando la ionización del aire con-ductor. En la figura adjunta se representa gráfica-mente la descomposición de los rayos produ-cidos por el r
. El radium y la radiografia . sola contemplación. Fenómenos químíeos. La radiación del radium produce trans-formaciones químicas en ciertos cuerpos. Seha observado que el platinocianuro de barioes transformado bajo su acción en un cuerpoobscuro menos fluorescente. El sulfuro dezinc fosforescente pierde poco á poco supropiedad característica cuando se mezclacon una sal de radium, y aún también sin es-tar en contacto con ella. La porcelana y el vidrio, bajo la acción desubstancias radíferas se colorean intensa-mente de violeta ó de tonos obscuros; lacoloración violeta es debida á la oxidaciónde
RM2CRNC63. El radium y la radiografia . sola contemplación. Fenómenos químíeos. La radiación del radium produce trans-formaciones químicas en ciertos cuerpos. Seha observado que el platinocianuro de barioes transformado bajo su acción en un cuerpoobscuro menos fluorescente. El sulfuro dezinc fosforescente pierde poco á poco supropiedad característica cuando se mezclacon una sal de radium, y aún también sin es-tar en contacto con ella. La porcelana y el vidrio, bajo la acción desubstancias radíferas se colorean intensa-mente de violeta ó de tonos obscuros; lacoloración violeta es debida á la oxidaciónde
. El radium y la radiografia . fiere de la influencia ejercida sobre losrayos solares, aunque debe hacerse notarque las condiciones de observación son tam-bién muy diferentes: en el primer caso, elcampo está muy cerca del cuerpo radioacti-vo; en el segundo se halla muy lejos del focode acción. No obstante, puede ya suponerseque los cuerpos radioactivos han de modifUcar el estado magnético, del mismo modoque ha podido ser observada la variacióndel magnetismo terrestre provocada por elsol. Podría objetarse que de ser así, la radioac-tividad desaparecería después de haber so-metido los cuerpos ra
RM2CRNBPJ. El radium y la radiografia . fiere de la influencia ejercida sobre losrayos solares, aunque debe hacerse notarque las condiciones de observación son tam-bién muy diferentes: en el primer caso, elcampo está muy cerca del cuerpo radioacti-vo; en el segundo se halla muy lejos del focode acción. No obstante, puede ya suponerseque los cuerpos radioactivos han de modifUcar el estado magnético, del mismo modoque ha podido ser observada la variacióndel magnetismo terrestre provocada por elsol. Podría objetarse que de ser así, la radioac-tividad desaparecería después de haber so-metido los cuerpos ra
. El radium y la radiografia . n algunos casos,con variaciones de peso superiores á loserrores del experimento. Esto parecía com-prometer las leyes tenidas por fundamentalesde la conservación de la energía y de la ma-teria. Después, muchos otros sabios hanpretendido comprobar las experiencias deque se trata, y muy recientemente, en octu-bre de 1902, ha publicado Heydweiller losresultados por él obtenidos. Este sabio atri-buye las variaciones de peso observadas álos fenómenos de radioactividad Un tubo devidrio conteniendo 5 gramos de substanciasfuertemente radioactivas, ha sido durantesemanas e
RM2CRNBP4. El radium y la radiografia . n algunos casos,con variaciones de peso superiores á loserrores del experimento. Esto parecía com-prometer las leyes tenidas por fundamentalesde la conservación de la energía y de la ma-teria. Después, muchos otros sabios hanpretendido comprobar las experiencias deque se trata, y muy recientemente, en octu-bre de 1902, ha publicado Heydweiller losresultados por él obtenidos. Este sabio atri-buye las variaciones de peso observadas álos fenómenos de radioactividad Un tubo devidrio conteniendo 5 gramos de substanciasfuertemente radioactivas, ha sido durantesemanas e
. El radium y la radiografia . te y aún en algu-nos casos se la ha visto aumentar, aunque enmuy corta proporción. Mr. Curie ha producido también agua ra-dioactiva, para lo cual se ha valido indistin-tamente de los procedimientos que siguen: Destilando agua que contiene cloruro deradium. Colocando agua destilada en un espaciocerrado activado por sales de radium. Estas aguas radioactivas pueden ser em-pleadas en medicina, ya en lavajes, ya eninyecciones, y según parece se están hacien-do actualmente numerosos experimentos eneste sentido. Retirado el líquido del espacio cerrado ydejado al aire li
RM2CRNBRH. El radium y la radiografia . te y aún en algu-nos casos se la ha visto aumentar, aunque enmuy corta proporción. Mr. Curie ha producido también agua ra-dioactiva, para lo cual se ha valido indistin-tamente de los procedimientos que siguen: Destilando agua que contiene cloruro deradium. Colocando agua destilada en un espaciocerrado activado por sales de radium. Estas aguas radioactivas pueden ser em-pleadas en medicina, ya en lavajes, ya eninyecciones, y según parece se están hacien-do actualmente numerosos experimentos eneste sentido. Retirado el líquido del espacio cerrado ydejado al aire li